Gobernador de Córdoba reclamó el corredor bioceánico: “No importa si es por Catamarca, San Juan o La Rioja. Lo que importa es que lo hagamos»

Tres gobernadores coincidieron en pedir por obras de infraestructura para la Región Centro, puntualmente que se haga de una vez la licitación para construir un corredor de transporte desde Concordia, que pase por Santa Fe y Paraná, llegue a Córdoba y San Luis y cruce a Chile.

También reclamaron que funcione la hidrovía Paraguay-Paraná, que es estratégica para Córdoba. Eso permitiría sacar los productos de esa provincia mediterránea a través de los puertos de Santa Fe o Rosario. Se trata de los productos que traen la mayor cantidad de dólares al país.

Y le dedicaron otro párrafo al corredor bioceánico, que vincule el río Paraná con Chile, previo paso por la Cordillera. “Que se haga de una vez por todas”, pidió el cordobés Juan Schiaretti. “No importa si es por Catamarca, San Juan o La Rioja. Lo que importa es que hagamos un paso, no puede estar frenada esa obra porque se discute por donde se da el cruce de la cordillera. Ojalá hagamos los tres cruces, pero comencemos haciendo uno al menos”, reclamó el mandatario cordobés. “El siglo 21 es el siglo del comercio del océano Pacífico, por eso es estratégico para Argentina”, resaltó.

Juan Schiaretti habló al asumir la presidencia por un año de la Región Centro, en un acto realizado en el Museo de la Constitución de la ciudad de Santa Fe y en el que cada uno de los tres mandatarios exhibieron diferentes estilos a la hora de plantarse ante el gobierno nacional.

Rescató una oportunidad que se le presenta a la Argentina y a la Región Centro a raíz de la guerra de Rusia con Ucrania. “Este es el momento para que, viendo las dificultades de abastecimiento de alimentos, se pueda ver como en condiciones competitivas somos capaces de producir más, exportar más y traer mas divisas para nuestra patria”.

El primero en hablar fue el gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet, en un tono más moderado que no incluyó explícitamente este tipo de reclamos. Sentado en el medio de sus pares, el gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, pareció sumarse al pedido del mandatario cordobés, aunque de una manera menos enfática.

Perotti habló recién al final de su discurso de “algunas definiciones que centralizan”, y tangencialmente se refirió a que “en Argentina hay una sola ciudad que tiene subterráneo”, a diferencia de lo que ocurre en México o Brasil. “Son señales de cómo se piensa”, dijo en la parte más crítica.

También pidió “inversiones nacionales” y “acompañamiento a esa visión de crecimiento”. Aludió a “los fondos que todos los argentinos ponemos en las empresas eléctricas y de servicios de agua”, y comparó con un préstamo que Córdoba y Santa Fe obtuvieron de Kuwait y que “lo vamos a pagar nosotros”.

“Es difícil explicar que en Santa Fe hacemos una enorme inversión para tener un boleto educativo gratuito, mientras en otros lugares el boleto cuesta un tercio”, comentó sobre el precio del transporte urbano en Capital Federal, aunque sin hacer nombres propios.

Siempre medido, el gobernador de Santa Fe opinó: “Estas cosas hay que ponerlas sobre la mesa. Cómo se distribuye de otra manera, no solo el costo del boleto, sino también cuál es el costo de los servicios de la energía, del gas, del agua”. Y aclaró: “No es en contra de ningún gobierno. Nos deben unir las discusiones más allá de la pertenencia política”.

Cuando historió el nacimiento de la Región Centro, Perotti recordó que “entonces se quería definir cómo iban a ser las regiones del país” y agregó: “Es precisamente la decisión de los tres gobernadores la que se impuso para definir cómo iba a ser la región y quiénes iban a ser los socios de sus provincias. Allí toma fuerza la Región Centro, planteándose frente a un desafío que si hoy lo actualizaríamos sería contra el AMBA, o contra una decisión intelectualmente pensada desde el AMBA”.

Pero sin dudas el discurso más contundente fue del gobernador cordobés, Juan Schiaretti, quien cuestionó que el boleto en Buenos Aires cueste un tercio de lo que sale en Rosario, Santa Fe y Córdoba. “Esto sucede -dijo- porque hay una distribución de los subsidios al transporte que favorece al AMBA. Eso hay que cambiarlo y nadie se tiene que ofender”, planteó de entrada.

Sostuvo que lo mismo pasa con las empresas de energía Edenor y Edesur: “Hoy le deben más de 204 mil millones de pesos al ente que vende la energía. En cualquier lugar del mundo -ironizó Schiaretti- comprar sin pagar, o vender sin cobrar, es subsidio, que es muchísimo más de lo que debe cualquier empresa que presta la energía eléctrica en el interior del país”.

Sumó a la lista de reclamos a la empresa de agua y saneamiento Aysa, que destacó “es la única empresa que es del estado nacional pero presta el servicio solamente en el AMBA”.

“Me parece que lo natural es que los subsidios se repartan con parámetros objetivos, que Edenor y Edesur pasen bajo la jurisdicción de CABA y de la provincia de Buenos Aires, como es en el resto del interior de la patria, y que AYSA, que es la empresa de agua y saneamiento que recibió el año pasado 193 mil millones de pesos de transferencia del estado nacional, también pase a manos de Ciudad Autónoma de Buenos Aires y de provincia de Buenos Aires”.

Afirmó Schiaretti que “esto es avanzar en el camino del federalismo” y aclaró que “no es hablar en contra de los habitantes que viven en CABA o en el conurbano; es simplemente poner equilibrio en cómo se reparten los recursos y las responsabilidades en un sentido federal”.

Se sabía que el sencillo acto institucional por el que el gobernador de Santa Fe iba a traspasar la presidencia de la Región Centro no tendría sólo un encuadre institucional. La política se impuso a las formalidades en tiempos de agitación interna en el Frente de Todos.

Por Santa Fe y Entre Ríos también estuvieron las respectivas vicegobernadoras, además de legisladores nacionales y ministros provinciales. Hubo un reconocimiento al recientemente fallecido ex gobernador de Entre Ríos Jorge Busti, uno de los impulsores de este bloque interprovincial. En el acto estuvo su esposa, y también la hija del ex gobernador santafesino Jorge Obeid, actual diputada nacional.

Se resaltaron los orígenes de la formación de este espacio institucional de tres provincias y hubo referencias a la corriente de pensamiento federal que representaron Artigas, Pancho Ramírez y Urquiza, y una reivindicación del “profundo sentido federal que tienen los tres estados desde el nacimiento de la historia de la patria”.

Schiaretti se comprometió para el futuro: “Jamás vamos a abandonar el planteo del federalismo porque nuestra mirada de la Argentina es desde el interior de la patria. Nosotros nos paramos para mirar la Argentina desde el interior productivo y no desde el AMBA. Y eso nos diferencia con otras miradas que hay, más allá de que pueda haber idénticas pertenencias políticas”, sentenció.