Clara Vega denunció que le ocuparon la banca y dijo que le hacen bullying en el Senado

La sesión de la Cámara de Senadores de este jueves arrancó con un tenso clima en el recinto, ya que la vicepresidenta del interbloque FdT, la mendocina Anabel Fernández Sagasti, pidió la palabra para pedir una cuestión de privilegio en la que acusó a su par Gabriela González Riollo (Pro – San Luis) de “usurparle” la banca a la riojana Clara Vega (Hay Futuro Argentina) cuando esta se levantó a izar la bandera.

Al pedir la palabra, la mendocina relató: “Ha ocurrido un hecho que la verdad, en mis seis años que llevo acá de mandato, no había ocurrido o había sido de mi público conocimiento. No había ocurrido, porque básicamente este Senado siempre ha respetado el decoro y las buenas prácticas y el dialogo respecto a nuestros colegas, más allá de las distintas representaciones de las provincias como partidarias que tenemos cada uno”.

Y procedió a explicar: “Hay un conflicto con dos senadoras, me da mucha vergüenza tener que plantearlo, pero es un conflicto que tenemos que resolver. Es un conflicto sobre la posición de una banca de dos senadoras y la verdad es que es bochornoso que en el Senado se den estas circunstancias y no lleguemos al diálogo”.

“Que una senadora se pare a izar la bandera y otra senadora le ocupe la banca y desista de entregarle, una banca que fue asignada tiempo atrás por este mismo senado”, agregó la senadora oficialista y pidió a la oposición que “resolvamos esta situación de la banca de las senadoras con dialogo, respeto y decoro porque la verdad que iniciar una sesión con la ocupación de una banca de una senadora porque iza la bandera. Es un papelón para todo el Senado de la Nación”.

En tanto pidió seguir las reglas institucionales que tiene el Senado y respetar la asignación de las bancas porque “no podemos manejarnos como si estuviéramos no sé en qué lugar, porque ni en las canchas ocurren esas cosas”, y preguntó: “¿Qué sigue? ¿asaltar los despachos a la noche? qué sigue, ¿no poder levantarnos porque a otro legislador le gusta mi lugar y no nos vamos a poder levantar ni mover ni ir al baño porque vamos a estar asustados que nos roben las bancas? Es una verdadera vergüenza nunca había pasado en el Senado, que respetemos las reglas y condiciones que tenemos hace 20 años”.

Recogió el guante la “acusada” González Riollo que coincidió en que “deben primar el diálogo y las buenas prácticas”. En ese momento, la vicepresidenta provisional, Ledesma Abdala de Zamora, la interrumpió para remarcarle que las cuestiones de privilegio “no se contestan”.

“Lamentablemente no sucedió previo a la sesión donde se tienen que acordar los lugares de las bancas y no fue así donde una senadora se levanta y se ocupan las bancas”, alcanzó a defenderse la puntana e inmediatamente Abdala de Zamora volvió a interrumpirle para señalarle que “esta contestando una cuestión de privilegio y no lo puede hacer”.

En paralelo, González Riollo volvió a defenderse: “No es verdad lo que están diciendo. Me veo agraviada, donde se falta la verdad, no es asaltar ni ocupar los lugares, no es vedad eso. Cuando se falta la verdad hay que aclarar las cosas. Coincido en que se tiene que respetar la casa y me da mucha vergüenza que se este discutiendo y no hablarlo previamente y sentarse de prepo en un lugar”.

A su turno, la riojana Vega pidió la palabra para realizar una cuestión de privilegio contra “toda la bancada de JxC, pero especialmente a quienes tienen la voz cantante del bloque. Justamente se hizo una cuestión de privilegio por lo que pasó con mi banca”, y denunció a JxC que “desde el 29 de diciembre han iniciado un acoso constante hacia mi persona. Los que hoy piden respeto, los que dicen que no se respetan las palabras acordadas, son los mismos que me acosaron previo al ingreso a este recinto y los que tuvieron enero, febrero, marzo y que tienen más horas de sentado en los canales de televisión que en las bancas”.

Y explayó: “En marzo recibí un llamado pidiéndome mi lugar en este sector del recinto a lo que les contesto ¿Por qué razón no respetan mi lugar y mi decisión de tener un monobloque?”, y apuntó: “La distribución de las bancas que hizo JxC es una decisión de ellos y que la senadora no se sienta ofendida porque no es una cuestión personal. Tiene que ver con el acoso constante de mensajes y ataques que he recibido en las dos sesiones que tuvimos”.

“No me parece extraño la forma en que se manejan. Que todo el mundo sepa la forma en que se manejan. No me pidieron mi lugar porque no querían que este sentada en el medio de su bloque, así tratan a las mujeres”, cerró Vega.