La nueva aliada del Gobierno en el Senado se opone a la boleta única

Los proyectos que debaten la implementación de la boleta única empezarán a debatirse en diputados, donde la oposición mostró una mayoría en el recinto para iniciar el tratamiento en comisión y podría repetirla para aprobar una ley de consenso.

El problema es el Senado, donde una réplica del reparto de fuerzas que se exhibieron en Diputados dejaría un voto abajo la postura de cambiar el sistema de votación. Pero el panorama está abierto, porque 3 oficialistas quieren boleta única y una aliada de Juntos por el Cambio se pasó con el Gobierno.

Se trata de Clara Vega, del peronismo riojano y enfrentada al gobernador Ricardo Quintela, que en la sesión del jueves se convirtió formalmente en oficialista: denunció una persecución de Juntos por el Cambio y votó la ley que crea el Fondo para pagarle al FMI, según La Política On Line.

En su discurso, además, anunció que no acompañará la boleta única. «Este proyecto no creo que sea la solución; como tampoco creo que sea la boleta única que pone en agenda la oposición, porque no son los graves problemas que tienen los argentinos», sorprendió.

Sin Vega, la boleta única, de llegar al Senado, sólo puede ser ley con votos del Frente de Todos, que tiene 35 propios y dos aliados fijos para llegar al quórum, uno a favor de la bolea única: el rionegrino Alberto Weretilneck. 

La otra aliada es la misionera Magdalena Solari Quintana, leal al vicegobernador Carlos Rovira. Los diputados de este espacio no acompañaron el pedido de debatir un nuevo sistema electoral. 

En este escenario, a los 33 de Juntos por el Cambio sólo se podría sumar la cordobesa Alejandra Vigo. Faltarían 3 para una mayoría, sólo posibles con una colaboración del Frente de Todos que por ahora no es promovida por el presidente y la vice.

Los tres senadores del Frente de Todos que quieren votar la boleta única son Guillermo Snopek, Carlos Espínola y Edgardo Kueider, quienes esperarán que el proyecto sea aprobado en Diputados para definir una estrategia. Sin ellos, la ley no será posible.

Mientras tanto, Vega seguirá con muestras de su mutación al Frente de Todos: el viernes recibirá a los senadores del interbloque en La Rioja.