Proveedores mineros aseguraron que Josemaría paralizó las licitaciones en San Juan

Desde hace algún tiempo el fantasma de la «ralentización» en el avance de los proyectos mineros como Josemaría estaba rondando en la provincia. El Ministro de Minería Carlos Astudillo reconoció en Banda Ancha que esto ocurrió por las inclemencias climáticas en la alta montaña pero a su vez destacó que el mundo está atravesando diferentes situaciones que son inéditas que evidentemente impactan en la economía y las inversiones como es el caso de la minería.

Este viernes en el programa Banda Ancha, Sergio Vallejos, dirigente de CARPEM, cámara de prestadores de servicios mineros ratificó con preocupación que muchos proveedores de servicios para la minería que se encontraban en procesos licitatorios «ofreciendo sus mejores propuestas» para el desarrollo del proyecto minero Josemaría recibieron una comunicación de DEPROMINSA Y FLUOR (desarrolladoras de la construcción de la mina) donde manifestaron que han decidido reevaluar el proceso licitatorio y todo quedó cancelado a la espera de nuevos direccionamientos.

Vallejos describió en Canal 13 esto como que «lisa y llanamente es un parate. Entendemos que se va a terminar de construir el campamento que ya está licitado desde el año pasado entonces todo lo demás, todo lo nuevo como camino, almacenes y provisiones de agua» no se va a realizar por ahora.

El empresario si bien reconoció que no hay mayores explicaciones por parte de los inversores el contexto económico de la Argentina es determinante. «Si el capital ve que las condiciones no están dadas para el desarrollo de la actividad se retrae, espera, o lo que es peor se va a otros países», dijo Vallejos.

La preocupación e incertidumbre en el empresariado crecen ya que «no hay por el momento alguna manifestación desde el Ministerio de Minería para saber en qué condiciones se encuentra el sitio Josemaría», dijo el representante de CARPEM.

Este martes el gobernador de San Juan se reunió con representantes de la mina Josemaría, donde el eje central del encuentro fue «el análisis de los avances del proyecto», según informaron desde prensa.

Del encuentro participaron el gobernador Sergio Uñac, el vicegobernador Roberto Gattoni y el ministro de Minería, Carlos Astudillo. Por parte de la empresa privada estuvieron presentes el presidente del Directorio de Lundin Mining, Adam Lundin; el asesor legal, Pablo Mir; el CEO, Peter Rockandel; el CEO de Bluestone Resources, Jack Lundin y el vicepresidente de Asuntos Corporativos de Josemaría, Alfredo Vitaller.

Se trata de una inversión por 300 millones de dólares para la explotación metalífera, incluida la ingeniería, compromisos para elementos de largo plazo, actividades previas a la construcción y perforación.

Se trata del primer encuentro luego de los rumores de cambios de plazos y paralización de licitaciones de obras que la empresa se encargó de desmentir en un comunicado donde aseguraron que están “avanzando en el proyecto de manera deliberada y disciplinada”.

La empresa canadiense recibió la Declaración de Impacto Ambiental en abril pasado para la obtención de permisos de construcción de la mina en Iglesia. De acuerdo con lo señalado, se espera un financiamiento de 4.200 millones de dólares para concretar las obras que demandarán entre 8 y 10 mil trabajadores en el pico de construcción.

La comunicación y las regalías

Para el proyecto de cobre y oro ubicado en Iglesia, la compañía va camino a ser la primera en ampararse a los beneficios de la Ley N° 7.281, sancionada en noviembre del año pasado, que contempla que los proyectos mineros que desarrollen obras de infraestructura vial y/o energéticas en beneficio de !a Provincia puedan compensar parcial o totalmente su inversión con las regalías mineras. Claro que, para eso, las obras sean realizadas previa declaración de utilidad pública sancionada por la Cámara de Diputados de San Juan, con los dos tercios de sus miembros, y que su proyecto y realización lo sea de conformidad a la normativa de aplicación por la autoridad competente.

Según la norma, los importes compensables serán compartidos por el Estado Provincial y por el/los municipios involucrados.

Además, el camino es de vital importancia no sólo para la construcción de la futura mina, sino después para bajar el concentrado de cobre en camión hasta Albardón y luego en tren hasta el puerto de Rosario. Luego, en barco el producto irá a refinerías, por ejemplo, de Asia.

De lo que se trata es del camino a la zona de la mina, porque en la actualidad para acceder a la zona del emprendimiento hay que hacerlo por La Rioja porque no hay una vía de comunicación directa como la que se quiere construir.

En la actualidad, la comunicación vial de San Juan hacia el norte es hasta Jáchal. Y, además, se quiere aprovechar para darle otros usos al nuevo camino. Por ejemplo para el turismo porque se abriría la zona dónde está la Reserva Provincial de San Guillermo. Hoy por hoy el turismo no puede acceder y si quiere entrar tiene que ir también por La Rioja.