Convocan a realizar una «muralla humana» para proteger a Arco Iris de la Justicia de La Rioja

La Mesa Justicia por Arcoiris convocó a realizar una “muralla humana” este viernes a las 18 en Plaza de Mayo, para visibilizar la necesidad de proteger a la niña, de seis años de edad, ante la orden de la jueza de menores Alicia Nicolasa de las Mercedes Valdez de que retornen a La Rioja. Arcoiris se encuentra junto a su mamá Delfina Silva Zárranz en CABA, con domicilio reservado y medidas de protección vigentes, debido a las reiteradas situaciones de abuso sexual que padeció por parte de su abuelo paterno en La Rioja y a las amenazas por parte del progenitor.

Ale Glatzel, de la Mesa Justicia por Arcoiris, advirtió que la decisión judicial «es una encerrona: si viajan a La Rioja hay altas posibilidades de que Delfina quede detenida y que Arcoiris sea entregada al progenitor, que es el entorno del abuso sexual. Y eso no lo vamos a permitir”.

A través de un comunicado difundido hoy, las organizaciones reclaman que «se reconozca Buenos Aires como ‘centro de vida’ de la niña, que se sostengan las medidas cautelares de prohibición de acercamiento, que la mamá de Arcoiris, Delfina Silva Zárranz pueda declarar en las causas en forma virtual y ‘el cese de hostigamiento judicial y criminalización de la madre protectora’”.

El caso de Arcoiris viene de larga data y evidencia, una vez más, un fuerte amedrentamiento tanto con la niña como con su mamá, que desde 2018 realizó cinco denuncias por abuso sexual, mientras que la niña relató, en más de una oportunidad y ante distintas personas y profesionales intervinientes en la causa, las agresiones sexuales que padeció por parte de su abuelo paterno.

En ese sentido, la abogada Elida Barrera precisó que “la denuncia más reciente es de abril de este año, que incluye un protocolo médico que clasifica el abuso como de tipo 2. La declaración del médico que trató a Arcoiris fue suspendida dos veces y el protocolo que está en el expediente se encuentra adulterado (corregido con liquid paper)”.

Asimismo, detalló que en la causa también se desconocieron las pruebas aportadas por la evaluación psicodiagnóstica realizada por Salud Activa, una institución especializada y perito de consulta habitual por el poder judicial de la provincia de Buenos Aires.

En el comunicado explicaron que «en la actualidad, hay vigentes dos intimaciones judiciales: por un lado, la jueza de menores Alicia Nicolasa de las Mercedes Valdez emitió este 19 de octubre una orden para que la niña suspenda el tratamiento terapéutico y retorne a La Rioja para que el Cuerpo Asesor Técnico Interdisciplinario del Juzgado de Violencia de Género y Protección Integral de Menores (CATI) determine quién de los progenitores es apto para el ‘cuidado parental’”.

“Esto -resaltó Barrera- es poner en igualdad de condiciones a una madre protectora y al imputado y su entorno. Siguen sin escuchar a Arcoiris”.

«Por otro lado -prosigue el texto-, la jueza Jesica Díaz Marano, a cargo del juzgado de instrucción de Violencia de Género y protección integral N° 1 de La Rioja, citó a Delfina Silva Zarránz, mamá de Arcoiris, a una indagatoria por ‘impedimento de contacto’ el próximo martes 25 de octubre y la posibilidad de comparecer de manera virtual y remota, con la amenaza de ser buscada por la fuerza pública».

“La detención de la madre implicaría la guarda automática de Arcoiris para los abusadores”, agrega la abogada Ivana Cattaneo, quien reflexiona: “Avanzan las causas que el progenitor impulsa mientras criminalizan a la mamá protectora y no se investiga el abuso sexual”.

El texto remarca que «en junio de 2022, cuando Arcoiris viajó con su mamá Delfina a Buenos Aires, la Oficina de Violencia Doméstica (OVD) de la Corte Suprema calificó la situación de ‘alto riesgo’. Ambas cuentan desde entonces con medidas de protección que prohíben el acercamiento del progenitor, otorgadas por el juzgado nacional en lo civil N° 106, a cargo de la jueza Celia Elsa Giordanino».

 “Arcoiris está muy bien en este momento. Perdió el miedo, va a la escuela contenta, lo que nunca pasó en La Rioja. Tiene amigos. También  inició un espacio terapéutico, donde se siente escuchada y cómoda. Estamos pidiendo que se reconozca Buenos Aires como su centro de vida libre de abuso sexual”, expresó Delfina.

Por su parte, Victoria Acebedo, integrante de Yo sí te creo, una de las organizaciones convocantes, sostuvo que “la muralla humana es para proteger a Arcoiris y a su mamá del poder judicial de La Rioja. No vamos a dejar que se la lleven. Van a tener que pasar sobre nuestros cuerpos”.

La acción en Plaza de Mayo este viernes 21 de octubre a las 18 horas es convocada por la Mesa Justicia por Arcoiris junto a organizaciones de madres protectoras, sobrevivientes de abuso sexual en las infancias (ASI), feministas y transfeministas, organizaciones de derechos humanos, antirrepresivas, sindicatos, sectores del movimiento estudiantil, docentes y artivistas.

Por Infonews

Los comentarios están cerrados.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑