La papa no encuentra techo con el precio por las dificultades climáticas y por el incremento de los costos

Tortilla, fritas o puré son platos que empiezan a convertirse en «gustitos» para muchos argentinos. El precio de su materia prima, la papa, se disparó en los últimos meses y en algunas verdulerías ya roza los 300 pesos el kilo en Córdoba.

Un comerciante contó que solo entre este martes y miércoles el precio del kilo aumentó 30 pesos. “Hay baja disponibilidad de producto, eso hace que suba”, explicó.

Aunque adelantó que durante el próximo mes podría seguir incrementando su valor, también dijo que lo lógico sería que la situación se estabilizara para mediados de noviembre. Recién en ese entonces podría bajar.

Problemas en la producción

El productor Leonardo Bonafe detalló que el sector ha tenido que enfrentar un difícil escenario durante todo 2022. Por un lado, el inicio de la guerra entre Rusia y Ucrania hizo que el precio de los fertilizantes creciera con fuerza.

Estos insumos se manufacturan en base a derivados del petróleo, por lo que la corrida del crudo tuvo un impacto directo en todo el agro. A eso se sumó el faltante de cubiertas en Argentina, que también son un recurso necesario para las tareas que realizan.

Bonafe especificó que en los últimos meses el precio se multiplicó por cuatro. E ilustró: “A principios de años los precios estaban estables, en 20-25 pesos el kilo en el campo. A partir de junio empezó a subir y hoy está en 100 pesos”.

Cómo si fuera poco, el clima tampoco acompañó. “El efecto niña y las sequías hicieron que perdiéramos mucho rinde”, afirmó Bonafe.

Con las heladas pasó algo similar: no sólo se tradujeron en una merma de las toneladas de papas por hectárea sino que también retrasaron las fechas de cosecha. Eso también explica las subas actuales.

“Hoy sólo queda papa en Tucumán”, precisó el productor. La cosecha cordobesa, de la zona de Villa Dolores, estará disponible recién para febrero del año que viene.

Los comentarios están cerrados.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑