Con Cristina Kirchner autoexcluída, los gobernadores del PJ presionan por una lugar en la fórmula del oficialismo

El anuncio de la vicepresidenta Cristina Kirchner de autoexcluirse de las candidaturas del año próximo tomó por sorpresa a los gobernadores del peronismo, quienes interpretaban su nombre en las listas como un elemento ordenador. Todavía, coinciden los consultados por LA NACION, es muy “pronto” para definir una estrategia aunque sí insisten en que deben garantizarse un espacio en la discusión y en la fórmula. El tema será el eje de la agenda de la reunión del próximo lunes en el Consejo Federal de Inversiones (CFI), el búnker porteño donde suelen reunirse los caciques provinciales.

Los más activos vuelven a ser los gobernadores del Norte Grande, quienes mantienen reuniones periódicas tanto en el bloque que integran dos opositores (el jujeño Gerardo Morales y el correntino Gustavo Valdés), como entre los peronistas. Es la región a donde el peronismo concentra sus expectativas para la próxima elección y quieren hacer valer su potencial aporte de votos.

El encuentro del CFI estaba pautado desde hace algunas semanas, cuando se esperaba el fallo de la Corte Suprema de Justicia por el planteo del recorte de coparticipación de la Ciudad de Buenos Aires. Ahora, la autoexclusión de Cristina Kirchner modificó la agenda temática a debatir.

En el último año los mandatarios ya hicieron varios intentos de definir un candidato propio. Barajaron los nombres del chaqueño Jorge Capitanich y del tucumano Juan Manzur, en quien tenían cifradas más expectativas cuando se integró al gabinete. En los últimos tiempos hay algunos que empezaron a apuntar al ministro de Economía, Sergio Massa. Por estos días Capitanich vuelve a aparecer para integrar la dupla presidencial.

El chaqueño planteó que “no comparte” la decisión de no ser candidata de la vicepresidenta. “Es precisamente lo que ellos pretenden, que uno renuncia a postulaciones”, señaló en declaraciones a AM750, y aseguró: “Sé dé sus convicciones y que cuando toma decisiones lo hace con racionalidad. Advierto su decisión en una perspectiva de lo que considera necesario en el país. Pero el único que puede excluir a un dirigente es el pueblo”.

Derrotados en su objetivo de suspender las PASO -el presidente Alberto Fernández rechaza la idea-, estaban concentrados en sus propias gestiones esperando que Massa logre bajar la inflación, factor que consideran clave para defender electoralmente sus territorios. El anuncio de Cristina Kirchner los reimpulsa a un despliegue nacional.

En la recorrida que hizo LA NACION entre dirigentes provinciales, al menos tres de los siete consultados, coincidieron en que, “como base”, un nombre consensuado por los gobernadores debería ser parte de la fórmula del Frente de Todos. Admiten que dudaron cuando Máximo Kirchner, en octubre, planteó que su madre no sería candidata. Incluso ahora hay algunos que entienden que un “operativo clamor” podría torcer el anuncio. Son absoluta minoría.

La percepción de la mayoría es que la vicepresidenta prefiere no participar de una segura derrota. “Ya se presenta como ajena a la actual gestión, no va a integrar una lista para perder”, desliza un diputado nacional, quien enfatiza que el repliegue territorial de los mandatarios peronistas ya había comenzado en las legislativas del 2019 y, como la gestión nacional no mejoró, “nunca salieron de esa posición”. Catorce distritos desdoblarán los comicios.

La Liga de Gobernadores no es una asociación monolítica; esa heterogeneidad quedó plasmada en la demora en emitir el comunicado de apoyo a la vicepresidenta después del fallo judicial que la condenó. El texto salió cerca de la medianoche; algunos mandatarios fueron expresando su solidaridad y repudio a la decisión de la Justicia en las redes sociales durante la tarde del martes.

Esas diferencias internas son las que también dificultan los consensos respecto de cómo encarar las elecciones nacionales sin liderazgo. La opinión general, ahora, es que a Axel Kicillof se le complicará su reelección sin que Cristina Kirchner, su mayor apoyo, esté en las listas. Sus pares entienden que es el más perjudicado en lo individual con la decisión ya que en ninguna otra jurisdicción la vicepresidenta es tan “determinante”.

Por Gabriela Origlia para La Nación

Anuncio publicitario

Los comentarios están cerrados.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑