Firmarán convenio por U$S 40 millones para préstamos del sector vitivinícola

El presidente electo de la Corporación Vitivinícola Argentina- COVIAR-, Mario González La Rioja- dialogó con Zonda Diario sobre la realidad del sector vitivinícola y cuáles serán los desafíos del sector para un nuevo periodo ante la entidad. Vale marcar que José Alberto Zucardi- Mendoza- seguirá conduciendo los destinos de COVIAR hasta que asuman las nuevas autoridades en el mes de Marzo.

El reconocido dirigente, titular de la Cooperativa La Riojana, sobre alternativas de financiamiento para los pequeños y medianos productores afirmó que «una de los puntos más importantes que vamos a tener en 2023 es poner en marcha el programa PROVIAR II. Está comprometido que se firme el convenio en los primeros días de enero. Luego de esto se tiene que trabajar para la implementación del mismo», explicó. Vale marcar que la primer etapa del PROVIAR fue entre 2009/10 «y ahora estamos mucho mejor preparados gracias a ese trabajo para ejecutarlo y que le sirva al sector». A su vez recordó que «el proyecto general es de U$S 40 millones que serán destinados a la cadena vitivinícola».

Agregó que «los detalles se van a conocer luego de la firma del acuerdo». Dentro de los objetivos de estos fondos estarán destinados a «lograr más niveles de ventas y es solucionar el gran problema que tiene la vitivinicultura que es tener donde vender».

Más allá de eso está «los equipos técnicos de COVIAR trabajan con líneas del Consejo Federal de Inversiones y todas las líneas que van apareciendo. Esto junto con los Centros de Desarrollo Vitícola van detectando necesidades que luego se plasman en proyectos y cuando uno ve su desarrollo nota que no son menores. Son importantes para el desarrollo del sector vitivinícola».

Agregó que «la Corporación ha marcado un hito en esto de la planificación a largo plazo en un país donde no estamos acostumbrados a hacerlo».

De todos modos reconoció que es difícil operar en un contexto coyuntural adverso. Pero «lo importante es sostener una planificación a largo plazo y saber hacia donde uno quiere llegar. Luego van surgiendo varios problemas y complicaciones continuas donde la revisión del plan tiene que ser permanente». Por esta razón desde la Corporación hacen una revisión anual de los objetivos que se proponen». Agregó que «el camino a transitar no es fácil en el país, pero tampoco lo es en el mundo donde constantemente se producen cambios que de una manera y otra afectan a esta actividad».

González explicó que la sequía ha producido algunos problemas en el sector productivo. «El tema sequía que afectó fuertemente a las provincias vitivinícolas de San Juan y Mendoza, es algo que en La Rioja y algunas zonas del norte estamos viviendo permanentemente». La sequía es una cuestión problemática donde también hay que planificar y también estudiar estos fenómenos del cambio climático. Hay que incorporar estudios para poner claridad sobre el asunto», enfatizó. A esto «se le tiene que incorporar tecnología, no nos podemos dar ningún lujo con la eficiencia en el uso del agua. Tenemos que buscar la metodología para que todos los productores puedan acceder a la tecnología y usar de la manera más eficiente el recurso».

Por otro lado, destacó que la actividad, como otras estuvo marcada por algunos problemas de logística como consecuencia de la guerra entre Rusia y Ucrania. «El problema logístico sobre los productos que se necesitan para la actividad no solo se suman a los problemas externos de mandar un producto a otro país, sino en el ámbito interno».

Es por ello que remarcó que «los problemas producidos por la Pandemia o la guerra entre Rusia y Ucrania llevaron a que la industria se tenga que readaptar a cosas que eran nuevas».

A su vez repitió que el mercado interno de vinos en Argentina «es algo que se tiene que cuidar y se lo viene haciendo desde hace muchos años. La cultura del vino en Argentina, es algo que se tiene que mantener y acrecentar. Se tienen que aplicar metodología para que esto no vaya disminuyendo». Agregó que a raíz del incremento del costo interno y la inflación «es un tema que complica porque el vino no es un producto esencial, pero esto tiene que se transitorio y es algo que esperamos que se organice rápido la macroeconomía y la microeconomía y que podamos estar hablando no de estos problemas coyunturales, sino de ponernos fijar más metas a largo plazo, que nos permitan lograr lo que nos hemos fijado».

Los comentarios están cerrados.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑