Mientras que asegura que no hay un feudo, Quintela lanzó su reelección con el pase a planta de los estatales

El gobernador admitió que “desde Nación, a veces, critican a las provincias del norte argentino cuando dicen que son tantos empleados públicos y no es cierto”.

El gobernador Ricardo Quintela ratificó que irá por su reelección en las elecciones del 7 de mayo. En ese marco, lanzó su campaña con la entrega de pases a planta estatal a empleados de la obra social de los trabajados públicos, APOS.

Según se informó, Comprende a trabajadores de Capital y del interior provincial de las sedes de Aimogasta, Desiderio Tello y Ulapes. Quintela sostuvo que “hemos recibido una provincia con muchos trabajadores precarizados” y más adelante admitió que “desde Nación, a veces, critican a las provincias del norte argentino cuando dicen que son tantos empleados públicos y no es cierto” subrayó.

El gobernador lamentó que nuestras provincias (del norte) “no se desarrollan como otras, particularmente como las del centro del país”. Y en este marco, explicó que “no es fácil tener puestos genuinos de trabajo, cuando no hay inversiones que generen esas oportunidades”; es decir inversiones en gastronomía, hotelería, en desarrollo agropecuario. “Si bien, hay un desarrollo incipiente”, indicó.

El gobernador insistió en “la presencia del Estado” en la sociedad que más necesita y aclaró que su gestión es “de todo un gobierno que pone las piezas donde cree que es más conveniente y van a rendir mejor. Lo que más me interesa es que la gente reciba un servicio de calidad y lo más rápidamente posible”. Entre otros conceptos, Quintela señaló que lo que se busca desde su gestión es “la garantía de la estabilidad laboral de sus trabajadores, para que trabajen con otro espíritu”.

Por su parte, la titular de la Obra Social Provincial (APOS), Claudia Ortiz, confirmó que “se entregaron 11 Decretos de los cuales, cerca de la mitad corresponde al interior. El empleado más antiguo tiene 25 años. Entre otros, comprende a trabajadores de las sedes de Aimogasta, Desiderio Tello y Ulapes”, resumió.

Admitió la funcionaria de APOS que el área a su cargo aún contaba con 60 empleados en carácter precarizado. No obstante, a la fecha, se redujo a 30, a los que se espera normalizar pronto. Señaló Ortiz que “APOS es una obra social que tienen 150 mil afiliados”, por lo que justificó la necesidad de contar con personal estable.

En Vinchina, el gobernador negó la existencia de un feudo y contraatacó diciendo que hablan porque nunca se vieron imposibilitados de darles de comer a sus hijos. «Pedimos que bajen los impuestos, las retenciones por parte de aquellos que quieren seguir acumulando riquezas, riquezas que les sobran porque a alguien les falta, a los que están siendo privados de sus derechos», declaró.

Anuncio publicitario

Los comentarios están cerrados.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑