La Nación y empresas buscan triplicar exportaciones mineras en tres años

La primera Mesa de Nacional sobre Minería Abierta a la Comunidad (Memac) que presentó el Ministerio de Desarrollo Productivo consistió en una defensa cerrada sobre la actividad económica que busca impulsar la cartera que dirige Matías Kulfas. No hubo fisuras entre los expositores: ministros, el presidente del Banco Central, la titular de la AFIP, referentes empresarios y sindicales celebraron que el Estado se ponga al frente de una batalla discursiva para triplicar en tres años las exportaciones minerales.

El Gobierno y las empresas coinciden en que, en pocos años, la actividad puede pasar de exportar los u$s 3000 millones actuales al año a sumar ventas al exterior en torno a los u$s 10.000 millones.

«Estamos en una etapa bisagra. El mundo demanda cada vez más minerales para la transición energética», dijo Kulfas, que cuenta desde el inicio de su gestión anuncios de inversión en el sector por más de u$s 10.000 millones, sobre todo en proyectos de litio. «Queremos trabajar de cara a la comunidad, discutir de manera abierta, con datos en la mano», agregó.

La secretaria de Minería, Fernanda Ávila, sostuvo: «Queremos una minería que se desarrolle bajo estrictos estándares ambientales y así venimos trabajando desde la Nación y desde cada provincia. No existe contradicción entre minería y cuidado ambiental».

Los acompañaban el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, la titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Mercedes Marcó del Pont, el presidente del Banco Central, Miguel Pesce, y la secretaria de Cambio Climático, Desarrollo Sostenible e Innovación del Ministerio de Ambiente, Cecilia Nicolini.

Moroni destacó que el sector emplea a unos 30.000 trabajadores de forma directa y genera el doble de empleos indirectos entre proveedores de bienes y servicios. También, que paga salarios 2,5 veces por encima de los promedios de la industria. «En rigor, tiene todo bueno, no es que estamos trayendo a Satán a la superficie», concluyó.

Marcó del Pont dijo que, históricamente, la minería aporta el 3% de la recaudación y que en 2021 se superará esa media. «Desde que comenzó nuestra gestión implementamos cambios regulatorios y normativos que potencian capacidad de fiscalización y control de sectores como el minero. Argentina debe llevar adelante una explotación sustentable y con agregado de valor que nos permita ampliar los grados de libertad para ganar en soberanía», dijo.

Enfático en su elogio a la actividad, Moroni complementó: «Representa 0,9% del PBI y el 3% de la recaudación; esto de que tributan poco parece ser que no coincide con estos números».

Pesce se focalizó en el aporte a la balanza cambiaria. Dijo que la minería genera unos u$s 3000 millones por año y que triplicar o cuadriplicar las exportaciones contribuirá a la meta de vender al exterior por u$s 100.000 millones para poder levantar el cepo. «Me ilusiono cuando hablan de proyectos de u$s 12.000 millones de inversión. Quisiera ver eso reflejado en el balance cambiario lo antes posible; podríamos llegar a cuadruplicar las exportaciones mineras», dijo.

Nicolini sostuvo: «Cualquier desarrollo económico no puede hacerse a costa del ambiente, sino con el ambiente». Y agregó: «Tiene que ser para la gente, con la gente, con todos adentro para que sea sostenible».

Franco Mignacco, presidente de la Cámara de Empresas Mineras (CAEM), Franco Mignacco, comparó: «Tenemos la misma cordillera que Chile, que exporta 20 veces más que nuestro país». El país vecino exportó el año pasado minerales por u$s 60.000 millones. «Nuestro objetivo es triplicar las exportaciones en tres años. El desconocimiento sobre la industria muchas veces se traduce en desconfianza», afirmó.

«La minería es un pilar para el desarrollo industria, como sector y para generar una cadena de proveedores y desarrollo regional», complementó Daniel Funes de Rioja, presidente de la Unión Industrial Argentina. Héctor Laplace, secretario general de la Asociación Obrera Minera (AOMA), aportó: «Ojalá podamos crecer, porque tener la pobreza de hoy es el principal escollo ambiental que tenemos en la Argentina».

BASE DE DATOS ABIERTA

El Gobierno presentó el Sistema de Información Abierta a la Comunidad sobre la Actividad Minera en Argentina (SIACAM), una base de datos estatal que el Ministerio de Desarrollo Productivo busca usar para promover una actividad que considera estratégica.

Durante la presentación de la Mesa de Nacional sobre Minería Abierta a la Comunidad (Memac), el director de Argentina 2030, Daniel Schteingart, mostró la base de datos para impulsar la actividad. En ella se compilan datos de inversiones, empleo, exportaciones, generación de divisas y pago de impuestos. También, de consumo de agua y energía de la minería, entre otras cuestiones.

Algunos datos que mostró el Gobierno: la actividad emplea a 33.921 personas de manera directa y deja en el país el 80% de lo que produce, mediante el pago de salarios, impuestos y pagos a proveedores, entre otros. El uso del agua, algo siempre cuestionado, es relativamente bajo en comparación con otras actividades (5% por unidad de producto), pero el consumo de energía es de los más altos a nivel sectorial.