Los empleados estatales perdieron 42% y la coparticipación aumentó 128%

«La canasta básica para una familia tipo en diciembre de 2019 era de $38.960, el sueldo promedio de un agente público se calculaba en $18.970, si dos personas trabajan en la familia suman $37.940, es decir no cubren la canasta básica total».

Así lo explicó el economista Diego Molina Gómez al remarcar que «la recomposición salarial en el período 2021-2019 fue de 74%, siendo que la inflación fue de 116%, los agentes perdieron 42 puntos porcentuales. Los recursos de la coparticipación aumentaron 128%, es decir 12 puntos porcentuales sobre la inflación».

Apuntó que «en agosto de 2022 la canasta básica total fue de $119.757, el salario promedio de un agente fue de $53.116, si dos personas trabajan en el hogar totalizan $106.232, tampoco alcanza para no caer en la línea de la pobreza».

El economista informó que «entre agosto de 2022 y diciembre de 2019 la variación salarial fue de 180%, la inflación de 240%, los agentes de la administración pública perdieron 60 puntos porcentuales de poder adquisitivo».

Finalmente dijo que «durante este período los agentes públicos no tuvieron aumento en todo 2020, siendo que la canasta básica aumento en 44,2%, y los recursos provenientes de la coparticipación aumentaron en 40%, más que la inflación que fue del 38% anual».

Los comentarios están cerrados.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑