El ingreso promedio de los hogares argentinos apenas supera los $ 32.000

El ingreso medio de las familias argentinas fue de 32.192 pesos en el cuatro trimestre de 2021, momento en el que el valor de la Canasta Básica para un grupo familiar de cuatro integrantes se ubicaba en los 78.624 pesos.

Los datos se desprenden del informe de Evolución de la distribución del ingreso que el Indec publicó este miércoles, correspondiente al cuarto trimestre de 2021 y en base a la Encuesta Permanente de Hogares

Estos datos se conocen en momentos en los que el Gobierno y los movimientos sociales están en plena discusión sobre la ayuda social que da el Estado a través del ministerio de Desarrollo Social.

El ingreso promedio per cápita del total de la población, que corresponde a 29.006.496 personas que viven en los 31 principales aglomerados urbanos de la Argentina, alcanzó los 32.192 pesos a fines del año pasado, mientras que la mediana del ingreso per cápita fue de 24.571 pesos.

La suma total de ingresos para el total de la población de referencia fue de 933.780 millones de pesos, lo que signifi­có un incremento de 66,4% en relación con igual trimestre de 2020. Esa suba estuvo catorce puntos por encima de la variación anual de la inflación, que fue del 52,3% el año pasado.

Con los ingresos creciendo por encima de la inflación, mejoró la brecha de ingresos por promedios del ingreso per cápita familiar de la población, que pasó de 21 veces en el cuarto trimestre de 2020 a 17 veces en el cuarto trimestre de 2021.

En ese contexto, el Coeficiente de Gini tuvo una mejora considerable al posicionarse en los 0,413 puntos, el mejor registro desde el cuarto trimestre de 2017. Este indicador, cuanto más se acerca a cero da cuenta de una mayor igualdad.

Un 60,4% de la población total (17.505.511 personas) dijo que percibió algún ingreso a lo largo del tercer trimestre, con un promedio de 52.553 pesos mensuales.

Analizado según la escala de ingreso individual, el ingreso promedio del estrato bajo equivalió a 19.667; el del estrato medio (deciles del 5 al 8), a 50.622; y el del estrato alto (deciles 9 y 10), a 122.192 pesos.

Los perceptores varones tuvieron un ingreso promedio de 60.132 pesos, mientras que el de las mujeres fue de 45.154 pesos.

Respecto a la población asalariada, se registraron 9.026.021 personas con ingreso promedio de 55.823 pesos.

El ingreso promedio de las personas asalariadas con descuento jubilatorio fue de 68.879 pesos, cifra que fue 54,4% más alta que un año atrás.

Mientras, en el caso de aquellas sin descuento jubilatorio, el ingreso promedio equivalió a 28.592 pesos, un 53,1% más que un año antes.

En el caso de los hogares, los ingresos laborales representaron el 77% de los ingresos totales, cuando un año antes estaba en el 72%. En tanto, los ingresos no laborales alcanzaron el 23%, cuando un año antes estaban en el 28%.

Los ingresos no laborales son las jubilaciones y pensiones, alquileres, cuotas de alimentos o ayudas en dinero de otros hogares, subsidios o ayuda social del gobierno a través de planes sociales o la Asignación Universal por Hijo, entre otros.