Firman acuerdo de cooperación para la construcción de una nueva cárcel en La Rioja

El ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Martín Soria, y el gobernador de La Rioja, Ricardo Quintela, firmaron hoy un acuerdo de cooperación y asistencia técnica para la construcción de una nueva cárcel en esa provincia.

El acuerdo alcanzado entre la Nación y el Gobierno de La Rioja establece la colaboración a través del Programa Federal de Arquitectura Penitenciaria (Profape), creado en 2020 en la órbita de la cartera de Justicia, para asistir a la provincia durante la construcción de la nueva cárcel y tres alcaidías del Servicio Penitenciario Provincial riojano (SPP), según precisaron desde la cartera que conduce Soria.

Una vez finalizada la obra, el servicio penitenciario riojano pondrá a disposición 40 nuevos cupos para el alojamiento de internos a disposición de la Justicia Federal, se especificó a través de un comunicado.

“Las concreciones de las nuevas obras penitenciarias permitirán fortalecer la infraestructura penitenciaria local y ampliar la cantidad de alojamiento disponible”, aseguraron desde Justicia.

Durante la reunión realizada en la sede del Ministerio, Soria afirmó que “a través de nuestro equipo de arquitectos e ingenieros, asistimos y acompañamos la construcción, readecuación y ampliación de cárceles, alcaidías y distintas obras penitenciarias impulsadas por los gobiernos provinciales a lo largo y ancho de nuestro país”.

“Este tipo de obras son fundamentales para toda la sociedad y para garantizar el cumplimiento de los diversos tratados internacionales”, agregó.

En ese sentido, manifestó que “desde que creamos el Programa Federal de Arquitectura Penitenciaria, hace casi ya dos años, hemos brindado asesorado o intervenido en el diseño de los proyectos penitenciarios implementados en la Unidad 2 de Rio Gallegos, Santa Cruz; en la Colonia Penal de Santa Rosa, La Pampa; y en varias infraestructuras de los Servicios Penitencarios de las provincias de Buenos Aires, Salta y Neuquén”.

Por su parte, Quintela consideró que la nueva cárcel “es una obra de jerarquía cuyo proyecto y ejecución están en una etapa avanzada”.

“Es una obra necesaria teniendo en cuenta que el actual establecimiento penal, que tiene más de 50 años, ha sufrido en su infraestructura el paso del tiempo a la vez que su capacidad está al límite, y al mismo tiempo quedó dentro de la zona urbana, por lo que buscamos su reubicación”, añadió.

“Esta obra brindará mayores comodidades al personal penitenciario y garantizará un servicio adecuado para las personas que van a cumplir sus condenas con el objetivo de buscar su reinserción social”, estimó el mandatario peronista.

Del encuentro también participaron el secretario de Justicia de la Nación, Juan Martín Mena; el Jefe de Ministros de la provincia, Juan Luna; el ministro de Seguridad, Justicia y DDHH, Miguel Ángel Zarate; y el ministro de Infraestructura, Marcelo del Moral.

Dentro de los primeros proyectos penitenciarios que contaran con la asistencia del Ministerio de Justicia se encuentra la construcción del Complejo Penal, obra penitenciaria de 305.247 m2 que se ejecutará en dos etapas y se emplazará en la localidad riojana de Ampiza, a 30 km de la capital provincial. (Télam)