La Liga de Gobernadores se reúne este miércoles y piden una mesa de diálogo con Alberto y Cristina

En medio de la incertidumbre por una crisis económica que no parece encontrar freno, la Liga de Gobernadores del oficialismo se volverá a encontrar este miércoles en una reunión durante la cual se prevé que pidan una “mesa de diálogo” con Alberto Fernández y Cristina Kirchner.

El encuentro, que se iba a realizar en Bariloche, finalmente tendrá lugar en el Consejo Federal de Inversiones, en la Ciudad de Buenos Aires.

“Estamos preocupados. Nos vamos a juntar 18 gobernadores para evaluar, analizar y aportar nuestra visión y nuestras sugerencias. Vamos a plantear la posibilidad de construir una mesa de diálogo interna en el Frente de Todos, con el Presidente, la vice, la CGT, los empresarios nacionales y algunos intendentes de la Provincia de Buenos Aires”, adelantó Ricardo Quintela, gobernador de La Rioja.

Más allá del planteo, se espera que el encuentro tenga un tono más conciliador con el Gobierno: según trascendió, los posicionamientos estarán bajo la tutela de la situación económica que condiciona los reclamos de los mandatarios provinciales, quienes ahora tienen como principal misión garantizar las obras para sus distritos.

La semana pasada, los gobernadores oficialistas ya se habían mostrado cerca del Gobierno: primero, con dos reuniones con la ministra de Economía, Silvina Batakis. Y el viernes acompañaron al Presidente en un acto en el Museo del Bicentenario para anunciar inversiones en ciencia y tecnología.

“La foto con Manzur y Batakis será cada vez más habitual”, señalan desde los entornos de los gobernadores que deben negociar el presupuesto para las obras de infraestructura al no contar el Poder Ejecutivo nacional con una ley de Presupuesto debido al impedimento de la oposición en el Congreso.

A los gobernadores los une más que nada el temor de que la crisis económica termine golpeando con dureza las finanzas de sus territorios. Saben que cada vez que se promete un ajuste al Fondo Monetario Internacional, sus cajas crujen.

Por lo pronto, los gobernadores ya escucharon de boca de la ministra Batakis, primero, y luego de palabras del propio Presidente, que la obra pública no se detendrá a pesar de la crisis y del acuerdo con el FMI.

Esta será la segunda reunión desde el nacimiento de la Liga a partir del pleito judicial que CABA mantiene con Nación por los fondos de la coparticipación.