El ginecólogo denunciado por abuso sexual se abstuvo de declarar y se negó a la pericia psicológica

El ginecólogo Héctor Lucero, denunciado por violencia sexual y psicológica, se abstuvo de declarar este jueves y además se negó a someterse a la pericia psicológica solicitada por la jueza de Violencia de Género y Protección Integral de Menores, Gisela Flamini.

La causa que lleva adelante la Justicia en contra del médico que trabajaba en un centro primario de salud y también se desempeñaba en la parte privada, es por el delito de abuso sexual con acceso carnal. La magistrada seguirá con la instancia de investigación en una causa que tiene dos denuncias formales.

Lucero quedó detenido el jueves de la semana pasada luego de la denuncia radicada en la Unidad Fiscal de Violencia de Género por la Secretaría de la Mujer y Diversidad. El organismo, luego de haber sido anoticiado sobre la situación de violencia por razones de género padecida por una usuaria del sistema de salud pública y ante la posibilidad de radicar una denuncia judicial, realizó el acompañamiento y asesoramiento correspondiente para iniciar el proceso judicial.

De acuerdo con la ley 26485, “las personas que se desempeñen en servicios asistenciales, sociales, educativos y de salud, en el ámbito público o privado, que con motivo o en ocasión de sus tareas tomaren conocimiento de un hecho de violencia contra las mujeres en los términos de la presente ley, estarán obligados a formular las denuncias, según corresponda, aun en aquellos casos en que el hecho no configure delito”. Y “en los casos de violencia sexual, la mujer que la haya padecido es la única legitimada para hacer la denuncia. Cuando la misma fuere efectuada por un tercero, se citará a la mujer para que la ratifique o rectifique en 24 hs.

Las denuncias contra Lucero por abuso sexual llegaron en marzo pasado al Ministerio de Salud y desde la cartera se decidió suspender al ginecólogo e iniciar una investigación administrativa. «Abusos sexuales en el contexto de la aplicación de la Ley IVE/ILE; prácticas inadecuadas en interrupción voluntaria y legal del embarazo y mal desempeño de sus funciones”, fueron las irregularidades que figuran en el informe del Ministerio.

En mayo, la cartera sanitaria había informado que son más de 12 las declaraciones testimoniales que pesan sobre el ginecólogo, entre ellas, realizadas por funcionarios, profesionales, técnicos y auxiliares de la salud, quienes aportaron elementos fundamentales para el avance de la investigación. (La Rioja/12)

Los comentarios están cerrados.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑