Pobreza en La Rioja: cómo impactaron la inflación y el nivel de los salarios

El INDEC informó que en el primer semestre de 2022 la pobreza en la ciudad de La Rioja afectó al 36,2% de la población, lo que marca un incremento de casi dos puntos con respecto al semestre anterior (34,3%) mientras que la indigencia alcanzó al 4,9% de los habitantes de la Capital riojana (era del 3,5% de la población en la medición anterior).

Pero ¿qué influencia tuvieron la inflación y el comportamiento de los salarios para explicar este aumento de la pobreza y la indigencia en la principal ciudad de la provincia?

Los datos del INDEC reflejaron que en los primeros seis meses del año la inflación en la región del NOA que integra La Rioja alcanzó el 37,6% acumulada. En ese primer semestre la escalada inflacionaria tuvo sus picos en marzo (6,8%) y en abril (6,4%).

Pese a eso, el Gobierno provincial logró su objetivo de mantener los salarios estatales por encima del índice de precios. En el acumulado enero-junio los sueldos estatales tuvieron un aumento del 42,2%, es decir se mantuvieron 4,6 puntos por encima de la inflación. El problema es que en junio ese sueldo mínimo estatal era de 54.500 pesos.

Pero acá aparece otro indicador que es determinante a la hora de analizar salarios, inflación y su impacto en los niveles de pobreza: el valor de la Canasta Básica Total (CBT) y de la Canasta Básica Alimentaria (CBA).

Según un informe elaborado por el Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana (realizado sobre 120 comercios en la ciudad Capital y midiendo 57 productos), la CBT en la ciudad de La Rioja llegó a 109.925 pesos en junio. Es decir, en junio se necesitaron 109.925 pesos para no ser pobre.

En diciembre de 2021, el mismo estudio ubicaba a la CBT en 77.869 pesos. Esto marca que la CBT subió un 41,4% en los primeros seis meses del año, un aumento porcentual similar al que tuvieron los sueldos estatales (42,2%).

A su vez, la Canasta Básica Alimentaria (CBA) -que marca la línea de indigencia- se ubicaba en junio en 49.073 pesos, muy cerca del salario mínimo estatal (54.500 pesos).

Frente a estos 109.925 pesos que se necesitaron en junio para no caer bajo la línea de pobreza, los salarios estatales se mantenían en 54.500 pesos. Es decir, en junio se necesitaban dos sueldos mínimos para alcanzar el umbral de pobreza o, lo que es lo mismo, la línea de pobreza o el valor de la Canasta Básica duplicaba en junio al valor del salario inicial estatal riojano.

Estas cifras reflejan que al comparar salarios con inflación, con línea de pobreza y de indigencia, son estos dos últimos indicadores los que marcan lo bajo que se encuentran los salarios en La Rioja y, entre otras causas, explican porqué -a pesar de los aumentos que dio el Gobierno provincial- se incrementó la pobreza en la ciudad Capital. (La Rioja/12)

Los comentarios están cerrados.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑