Presidente de la Cámara Argentina de Empresarios Mineros advierte que la ley del litio de La Rioja puede afectar la actividad

Más allá de las cuestiones que suceden el presente de la industria minera, como la restricción de importaciones y los incrementos en los costos, ambas agravadas por las distorsiones cambiarias, el nuevo año arrancó sumando un trastorno al sector, que si bien no se puede dimensionar ya genera gran preocupación.

Cuando las mayores expectativas de la minería a nivel nacional para 2023 están puestas en el crecimiento del litio -que según la Cámara Argentina de Empresarios Mineros (CAEM), llevará al sector a superar los USD 4.000 millones en exportaciones-, en una provincia con vasto repertorio de conflictos antimineros como La Rioja se aprueba una ley que suspende en su territorio los permisos otorgados de exploración y concesiones relacionadas con ese mineral.

El presidente de la CAEM, Franco Mignacco, analizó, en diálogo con Santa Cruz Produce, la iniciativa impulsada en esa provincia, y planteó que, a su entender, tiene un “doble impacto dañino”. “No sólo frenan el desarrollo en sus regiones, sino que con su promulgación se daña la confianza del sector minero en su conjunto, sospechando temor de que este tipo de medidas puedan replicarse en otras zonas del país”, lamentó el titular de la entidad empresaria quien además, es presidente de Minera Exar, una firma que será la próxima en poner en marcha un proyecto de litio en Jujuy, en unos meses más.

Reglas claras

En ese contexto, el titular de la CAEM planteó que “el gran desafío del sector sigue siendo la necesidad de contar con un contexto de reglas claras y un marco estable de certezas, que alienten la llegada de nuevos proyectos y permitirán el crecimiento de los que ya están produciendo en el país”, afirmó.

Franco Mignacco puso un ejemplo claro: “Se perjudica esto cuando se buscan promover leyes y reglamentaciones que no toman en consideración la importancia de la continuidad las actividades productivas, pilares fundamentales del sustento de las diversas comunidades o que generan zonas grises que provocan incertidumbre en quienes están invirtiendo para el desarrollo del sector. Como muestra, nos encontramos con situaciones como la del litio en La Rioja”.

Poco después de la entrevista que Santa Cruz Producte tuvo con Mignacco, el ministerio de Economía de la Nación emitió la Resolución 15/23 que deja sin efecto el reintegro a las exportaciones de óxido e hidróxido de litio, cloruro de litio y carbonato de litio.

Debido a esto, la Cámara Argentina de Empresas Mineras, emitió un comunicado en la que expresan su preocupación por la disposición. “La medida modifica nuevamente las reglas de juego en el país e impacta directamente en la competitividad frente a otros países que pueden recibir la inversión minera”, señalaron desde la Cámara y enfatizaron que este tipo de decisión “incrementa la carga impositiva indirecta, al eliminar la posibilidad de recuperar los impuestos pagados a lo largo de la cadena productiva, aumentando los costos. Esto daña la previsibilidad y el posicionamiento de la Argentina como nodo exportador”, detectó la entidad empresaria y desarrolló: “Se perjudica a uno de los sectores más importantes del país en cuanto a la generación de divisas netas y con mayores perspectivas de crecimiento”.

Mirando 2023

SCP: – ¿Qué proyecciones hacen para este año en cuanto a nuevos proyectos o expansión de los que ya están en marcha?

F.M.: -El sector de litio seguirá siendo el más dinámico. En 2022, las inversiones rondaron los USD 1.500 millones, ye estima que se generarán más de USD 5.000 millones en inversiones en los próximos años. Para el primer trimestre ya se espera la puesta en marcha del proyecto Caucharí Olaroz (Minera Exar), y para fines del segundo trimestre la de Rincón (Argosy), en tanto sigue avanzando la construcción de otros 5 proyectos y 2 ampliaciones.

También, las expectativas están puestas en el inicio de construcción del proyecto de cobre Josemaría, en San Juan, especialmente por el impacto positivo que tendrá para los proveedores de la región.

SCP: -¿Qué gestiones se llevan a cabo para atender las restricciones a las importaciones o los altos costos por inflación y distorsión cambiaria?

F.M.: -Ambas son cuestiones que están saliendo del presente de la industria y cuando se conjugan generan una realidad que nos aleja de las certezas necesarias para focalizarnos en maximizar la producción. El tema de las importaciones se está trabajando junto a la Secretaría de Minería y los organismos oficiales, pero aún subsisten las dificultades y demoras en los procesos de aprobación de SIRA (Sistema de Importaciones de la República Argentina) y SIRASE (Sistema de Importaciones de la República Argentina y Pagos de Servicios al Exterior), incluso en lo relacionado a los insumos necesarios para la producción.

Confiamos en que durante el año estas cuestiones logren regularizarse para ayudarnos a las empresas a poner nuestros esfuerzos en producir y crecer, y consolidar a la Argentina como un jugador clave en el suministro de minerales para la acción climática, resultando de divisas y desarrollo federal .

SCP: -¿Qué aspectos positivos destaca de 2022?

F.M.: – En primer lugar, que alcanzamos una plena recuperación y logramos volver a valores de exportaciones totales cercanos a los que se dieron hasta 2017, cerrando en un estimado de USD 3.600 millones. Esto se basa en la recuperación de las exportaciones de los minerales metalíferos como el oro, a lo que se ha sumado un mayor protagonismo del litio en el NOA (Noroeste argentino). Así, las exportaciones en relación a 2021 aumentarán alrededor de un 17%.

La minería cerró un buen 2022, pese al complejo escenario nacional. El sector está convencido que con las decisiones políticas correctas el panorama futuro es de neto crecimiento y en esta entrevista, el presidente de la CAEM lo deja bien en claro

Los comentarios están cerrados.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑