Constructoras temen por posible recorte de fondos a la obra pública

En el sector de la construcción de la provincia hay preocupación por posibles recortes de fondos nacionales destinados a la obra pública. El temor es que si la Casa Rosada toma ese tipo de medidas se paralicen algunas obras que las constructoras llevan a cabo en la provincia.

Así lo expresó el presidente de la Cámara de la Construcción La Rioja, Héctor Spallanzani. «Estamos preocupados porque desde las cámaras empresarias a nivel nacional teníamos información sobre los recortes que el Gobierno nacional comenzaría a realizar en los próximos días”, dijo Spallanzani.

El empresario de la construcción fundamentó la incertidumbre que hay en el sector al sostener que «históricamente en estas situaciones lo primero que se empieza a recortar son los fondos de la obra pública”. «Nosotros ya sabemos cómo es esto. Ante una situación de recorte presupuestario, lo primero que se recorta siempre son los fondos destinados a la obra pública. Es un clásico», indicó.

Spallanzani mencionó que la industria de la construcción es uno de los sectores que mejor se recuperó tras la pandemia y que actualmente hay un alto índice de ejecución de obra pública en la provincia, en particular de viviendas. «Muchos de los programas que están en ejecución vienen financiados por la Nación», precisó.

En este sentido, el empresario sostuvo que si finalmente el Gobierno nacional dispone un recorte de fondos a la obra pública, desde las empresas «queremos llevar adelante acciones conjuntas con la Provincia para que no se perjudique el sector en general, no solo las empresas».

Spallanzani informó que este martes la Cámara de la Construcción de La Rioja junto a otras cámaras empresarias mantuvieron una reunión con el gobernador Ricardo Quintela en la que el mandatario expuso la situación de crisis que se vive a nivel nacional y dijo que el Gobernador «nos dio cierta tranquilidad».

«Hasta ahora no hemos tenido reportes de recortes en el envío de fondos nacionales sino solo retrasos un poco mayores a lo normal pero están llegando los fondos para el pago de las obras. No estamos en una situación de recorte pero estamos alertas sobre lo que puede llegar a venir», expresó.

Spallanzani informó que actualmente en la provincia están en ejecución alrededor de 1.100 viviendas y que esto genera que haya unos 1.500 obreros trabajando en toda la provincia.

La industria de la construcción en la provincia vive un muy buen momento, con niveles de empleo registrado en alza. En los últimos 15 meses, el empleo formal en la construcción creció en forma ininterrumpida en La Rioja. Al mismo tiempo, durante buena parte de este año -y en algunos meses del año pasado también- La Rioja lideró el ranking a nivel país como la provincia donde más aumentó el trabajo registrado en la construcción. (La Rioja/12)