Chalecos rojos: De colaboradores en la pandemia a militantes del gobierno de La Rioja

El gobierno de Ricardo Quintela desvirtuó la tarea de los chalecos rojos. Habían nacido como colaboradores en la pandemia por el Covid y hoy se han transformados en militantes del propio peronismo.

Desde este miércoles son partícipes de la custodia de la vicepresidenta Cristina Fernández en el barrio porteño de Recoleta, a través del financiamiento del Estado riojano. Es decir, son empleados precarizados que los llevan para que hagan política por el quintelismo.

Se conoció que el gobernador fue a saludar a los chalecos rojos en Buenos Aires, al tiempo que el ministro de Seguridad de la Nación, Aníbal Fernández, recibió a Quintela.

Participaron del encuentro la secretaria de Seguridad, Mercedes La Gioiosa, y el ministro de Seguridad, Justicia y DDHH de La Rioja, Miguel Ángel Zárate.