Gimnasia viajó a La Rioja buscando un poco de paz

Algo pasó en las últimas horas, pero por los famosos «códigos del fútbol» nadie lo dirá. Al menos, por ahora. La cuestión es que tal como lo adelantó El Tribuno de Jujuy en su edición papel y págian web, Cristian Molins y su cuerpo de colaboradores fueron despedidos de Gimnasia la noche del sábado.

«Se acercaron los dirigentes y nos dijeron que querían un cambio de aire», reconoció uno de ellos a este matutino. Por supuesto que la noticia tomó al grupo de sorpresa. Sucede que el «lobo» mañana debe presentarse por la Copa Argentina, ante Central Córdoba de Santiago, en La Rioja, y se pensó que ese sería el partido bisagra para el proceso. No fue así.

El presidente Fabián López, quien confirmó la desvinculación de Molins, en la víspera se explayó al respecto ante la consulta de El Tribuno de Jujuy. «Estamos analizando varios nombres para hacerse cargo del equipo. Algunos resultados no se dieron, pero no implica que estemos hundidos ni nada por el estilo. Quisimos hacer unos retoques y buscaremos acertar en la contratación del nuevo técnico», sostuvo.

La idea es buscar un entrenador referente, con experiencia en la divisional y que encamine la campaña irregular en la Primera Nacional. Suena con fuerza el nombre de Iván Delfino, exPatronato de Paraná y también con un breve paso como futbolista por el club «albiceleste».

Sin embargo, dentro de la propia Comisión Directiva no habría unanimidad respecto del fichaje del exmarcador central. En fin.

El plantel entrenó ayer y viajó a La Rioja con la obligación de mejorar y conseguir un poco de paz después de horas convulsionadas. Los muchachos saben que depende de ellos lograr oxígeno, intentando la victoria ante un rival de la Liga Profesional que también aspira a seguir en carrera en el certamen más federal del país.