Suspenden la ‘Fe de Vida’ para jubilados y pensionados que cobran en el Banco Nación

El Banco de la Nación Argentina (BNA) y la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses) resolvieron suspender el trámite de ´Fe de Vida´ para jubilados y pensionados. A partir del próximo viernes 8, los beneficiarios habilitados podrán percibir sus haberes sin la necesidad de demostrar la ´supervivencia´, de acuerdo con el cronograma que estableció la Anses.

Tal como ha comentado este medio en otras ocasiones, la ‘Fe de vida’ es un procedimiento por el cual todos los jubilados y pensionados o sus apoderados deben certificar la supervivencia del beneficiario de forma frecuente, para poder seguir cobrando los haberes. Lo que ocurrió fue que con la pandemia este trámite se renovó de forma automática, pero desde el 1 de marzo Anses informó que sería obligatorio retomar el proceso previo al covid-19 para constatar que el beneficiario continuara con vida.

A fines de marzo, muchos jubilados que fueron a cobrar sus haberes de febrero por cajero automático se encontraron con la desagradable novedad de que sus cuentas estaban en cero. La situación no se limitó a una entidad sino que afectó a todas –mayoritariamente Banco Nación y Superville por la cantidad de clientes- y se debió a un inconveniente con este trámite.

Es que distintas descoordinaciones llevaron a que cientos de jubilados no tuvieran depositados los fondos y debieran ir a las sucursales para cobrar lo que generó aglomeración de personas y demoras que rondaron las tres horas. Sergio Giménez, secretario General de La Bancaria Mendoza, comentó en ese entonces que “hubo una mala información del Estado con los bancos”, y por ese motivo se bloqueó transitoriamente los montos.

Además de la suspensión ahora de este trámite, el BNA y Anses acordaron trabajar junto al Registro Nacional de las Personas (Renaper), para desarrollar un esquema de seguimiento y actualización de información que genere mayores certezas acerca de la ´supervivencia´ de jubilados y pensionados, y evite eventuales fraudes en perjuicio de todo el sistema de Seguridad Social.