La gremial médica APROSLAR anunció medidas de fuerza por 48 y por 72 horas

La Asociación de Profesionales de la Salud (APROSLAR) anunció dos paros generales: uno de 48 horas y el otro de 72 horas. Además se anunciaron paros parciales por tiempo indeterminado de dos horas por turno y movilizaciones en la Capital y también en Chilecito, Famatina y Villa Unión.

El paro de 48 horas tendrá lugar el 26 y 27 de abril y el de 72 horas se llevará a cabo el 3, 4 y 5 de mayo. Las medidas de fuerza se concretarán en todos los hospitales públicos y centros de atención primaria de la salud. En los hospitales solo se mantendrán guardias mínimas para urgencias y emergencias.

Además, la gremial médica anunció paros parciales por tiempo indeterminado de dos horas por turno. Esta medida de fuerza comenzará el 22 de abril. La huelga se realizará de 10 a 12 y de 15 a 17.

Por otro lado, APROSLAR también anunció que habrá una movilización este miércoles 13 de abril en Chilecito, Famatina y Villa Unión.

Lo que disparó el enojo de los médicos fue una nueva postergación del Ministerio de Salud en la reunión que estaba prevista con los gremios del sector y que, en primera instancia, debería haber tenido lugar el jueves 7 de abril. Pero la cartera sanitaria postergó ese encuentro para este lunes 11. Y este lunes, Salud le informó a APROSLAR que el encuentro se pasaba para el miércoles 20 de abril. Los médicos rechazaron de plano esta nueva dilación. Hubo asamblea y allí se decidió relanzar el plan de lucha, según Página/12.

En rigor, APROSLAR y el Gobierno se reunieron una sola vez, el 4 de abril. De allí en adelante, las reuniones venideras fueron sucesivamente postergadas por la Casa de las Tejas.

Los trabajadores de la salud estamos dispuestos a sentarnos a dialogar para mejorar las condiciones salariales y laborales de sus trabajadores o lograrlo mediante un plan de lucha. El 4 de abril las autoridades nos reciben en audiencia y allí planteamos la pauperización del salario de los trabajadores de la salud, el haber tenido el peor aumento de toda la Administración Pública y le exigimos al Ministro un incremento salarial de urgencia para este mes y de esta forma ir compensando ese gran deterioro salarial», afirmaron desde el gremio.

Para APROSLAR, las sucesivas dilaciones en las reuniones de la mesa de diálogo «sirvieron para demostrar la falta total de voluntad del Gobierno para mejorar las condiciones salariales del sector, a pesar de que quedó demostrado el atraso salarial de los empleados de salud, de tener el peor sueldo de por lo menos los últimos 50 años».

La gremial médica se anticipó a la reacción del Gobierno ante la vuelta de los paros y dijo que «seguramente vendrán amenazas y represalias de todo tipo; de presionar a trabajadores de distintas formas, con descuentos de haberes, con declarar ilegal el paro y así». «Pero deben saber que nos ampara la Constitución Nacional, el convenio Nº 87 de la OIT y resoluciones de la Corte Suprema de Justicia de la Nación».

«Vamos a demostrar nuestro gran malestar y enojo en todos lados; no asistiendo a inauguraciones, actos y otras acciones que hagan en Salud. A los jefes inmediatos (coordinadores, supervisores, jefes de servicio) les pedimos que apoyen nuestras exigencias y nuestra lucha y que no se pongan en contra de los trabajadores. Cumpliendo con los requisitos de servicio esencial relanzamos el plan de lucha», concluyeron.