Siguen los paros: no hubo acuerdo entre Gobierno y Salud

La Asociación de Profesionales de la Salud (APROSLAR) se reunió este viernes por la tarde con el ministro de Hacienda, Jorge Quintero, para dialogar sobre el pedido de aumento salarial que impulsa el sector, pero no hubo acuerdo entre las partes y por eso el sindicato anunció nuevos paros para la semana que viene.

Representantes de la gremial médica dialogaron con Quintero y allí escucharon la propuesta salarial del Gobierno que es casi la misma que el gobernador Ricardo Quintela anunció para todo el sector estatal: adelantar el incremento salarial de agosto a julio y otorgar un aumento de 4.000 pesos a la quincenita más una suma porcentual con la cual se totaliza una mejora que rondará entre un 12% y un 15% según la categoría de cada trabajador. A eso, el Gobierno le suma un 3% extra para el sector de Salud. Sin embargo, en APROSLAR consideran insuficiente la oferta salarial y por eso anunciaron un paro de 24 horas y otro de 72 horas.

El paro de 24 horas se llevará a cabo el 23 de junio y la huelga de 72 horas tendrá lugar los días 28, 29 y 30 de junio. Además, se decidió continuar adelante con los paros parciales de dos horas por turno, según La Rioja/12.

«En la reunión con el ministro Quintero se expresó el enorme malestar que existen en los trabajadores de la salud por la falta de reconocimiento a nuestra labor y la enorme pérdida del poder adquisitivo de los salarios. Consideramos que es muy insuficiente lo ofrecido y que a pesar de que se insistió y no se pudo lograr que se mejore esa propuesta, decidimos decretar nuevas medidas de protesta», afirmaron en APROSLAR al salir del encuentro.

De todos modos, en el gremio aclararon que el titular de la cartera económica «quedó en hablar con el Gobernador para tratar de mejorar la propuesta. Nos darían una respuesta el día martes o miércoles», ampliaron.

La semana pasada la gremial médica concretó un paro general de 72 horas que afectó la prestación de los servicios de salud en todos los hospitales públicos de la provincia y en los centros primarios de salud. De acuerdo a lo informado por el gremio, el paro tuvo un acatamiento masivo tanto en la Capital como en el interior provincial.

En APROSLAR sostienen que el sector perdió más de un 60% del poder adquisitivo de los salarios y que por eso se exige una recomposición que equipare el nivel de la inflación.

«Lo que estamos pidiendo ahora es un aumento de emergencia para sentarnos a seguir dialogando sobre otros puntos. Pero tiene que ser un buen aumento de emergencia», reclamaron desde la gremial médica.