Ante empresarios, Macri insistió con retomar el rumbo de Carlos Menem

El expresidente Mauricio Macri volvió a reiterar este miércoles su deseo de volver al modelo de Gobierno implementado durante los años 90, durante una cumbre que encabezó ante empresarios en San Carlos de Bariloche, Río Negro.

«Vine a decirles que, más allá de que sé la angustia y la preocupación que vivimos los argentinos por el presente, que lo dije, que no era muy optimista por el presente, sí soy optimista por el mediano y largo plazo de la Argentina», aseguró ante la prensa apostada en el hotel Inacayal, donde tuvo lugar el encuentro.

En ese sentido, pidió «aguantar las elecciones y el nuevo cambio de gobierno» ya que confía que en 2023 se impondrá Juntos por el Cambio y el país podrá retomar «el rumbo correcto que llevaba la Argentina entre 2015 y 2019».

Consultado sobre el dólar promovido por el Ejecutivo nacional para incentivar la liquidación de granos, respondió: «Necesitamos estabilidad, no más parches. Un Gobierno que tenga un plan, un rumbo claro, hace dos años y medios que Argentina está perdida».

El encuentro fue vedado a la prensa y, de acuerdo a lo señalado por medios locales, el exprimer mandatario repartió críticas hacia el oficialismo y dejó claro sus conceptos sobre la actualidad nacional, especialmente en lo económico.

De la reunión fueron parte los empresarios locales Hugo De Barba, Mariano De Miguel, Leonardo Marcasiano, Eduardo Caspani, Alberto Del Giúdice y el presidente de la Cooperativa de Electricidad Bariloche, Carlos Aristegui, entre otros.

También estuvieron el exdiputado Sergio Wisky y el dirigente local Sergio Capozzi.

Como parte de la comitiva que acompaño a Macri se destacó la presencia del legislador de Río Negro Juan Martín, del exsecretario de Seguridad Eugenio Burzaco y del diputado nacional y extitular de Medios Públicos Hernán Lombardi.

No es la primera vez que el expresidente señala este concepto ya que la semana pasada publicó una columna de opinión en el portal periodístico Infobae en la que señaló: «Tenemos que reaccionar y retomar el rumbo iniciado en la década de los ‘90 y después en 2015».

«Siempre dije, especialmente cuando era presidente, que un objetivo de la clase política debería ser permitirle a cada argentino desarrollar su proyecto de vida en el lugar donde nació. La expansión de este tipo de ciudades, de las que Tandil y Villa María son sólo dos ejemplos, sería una excelente manera de hacerlo», escribió.