El canal TN sobre el caso Arcoíris: «Una trama de desamparo y relaciones de poder»

Arcoíris relató abusos de su abuelo desde los 2 años y su mamá denuncia que la Justicia la obliga a verlo. Así tituló el canal Todo Noticias (TN) al puntualizar que tiene 6 años y lleva más de la mitad de su vida buscando que el Poder Judicial de La Rioja defina a su favor. Su mamá tiene ocho imputaciones por impedir el contacto con la familia paterna. Una trama de desamparo y relaciones de poder, según una nota firmada por Belén Vallejo.

Esta es la nota del canal TN:

Arcoíris tiene 6 años y pasó más de la mitad de su vida entre juzgados, comisarías y violencia. A los 2 una psicóloga determinó que la niña había sido víctima de abuso sexual a manos de su abuelo paterno José Vergara. A pesar de que varias pericias confirmaron el hecho, la Justicia de La Rioja la revinculó con su padre, un hombre que, aunque había una perimetral de por medio, permitía que la nena siga teniendo contacto con el acusado. La mamá de la nena fue denunciada reiteradas veces por impedimento de contacto, ya que nunca desoyó los ruegos de su pequeña hija que le pedía por favor no volver a ver al atacante.

Hace algunos meses, ambasse encuentran instaladas fuera de la provincia y con medidas de protección. Arcoíris es un nombre ficticio que se utiliza para resguardar la identidad de la pequeña que reiteradas veces fue víctima no solo de abusos, sino de la falta de justicia. Sin embargo, los motivos que llevaron a esta joven madre a dejar su ciudad lejos tuvieron que ver con la causa de su hija.

“Cuando tenía 2 años y medio realizo la denuncia por abuso sexual porque me entero por su psicóloga de lo que estaba sufriendo mi hija. Ella tenía mal comportamiento,se orinaba en la cama y tenía terror durante el baño”, detalló la mamá a TN.

La mujer aseguró que tras la acusación, comenzó “una persecución policial muy grande”. “Me denunciaron por impedimento de contacto por no permitir que mi hija siga sufriendo”, explicó.

La denuncia y una larga batalla judicial

La primera denuncia ocurrió en 2018. “Pedí que se realicen visitas asistidas, nunca me la dieron y entonces dejé de mandarla. Ordenaron una revinculación y desde el primer día mi hija volvió a relatar situaciones de abuso”, precisó.

El Poder Judicial aseguraba que no le iba a impedir el contacto con su padre porque “él era bueno”, sin embargo, era quien facilitaba que el acusado siga viendo a la nena.

Las marchas y concentraciones se expandieron por toda la provincia y la hermana Martha Pelloni también acompañó la lucha. (Foto: Instagram/@justiciaporarcoiris)
Las marchas y concentraciones se expandieron por toda la provincia y la hermana Martha Pelloni también acompañó la lucha. (Foto: Instagram/@justiciaporarcoiris)

Como la pequeña seguía relatando situaciones de abuso, su mamá nuevamente dejó de enviarla a la casa de su papá y otra vez fue denunciada. “En marzo de 2020 hacen un cambio de cuidados personal y le entregan la tenencia al progenitor y mi contacto con mi hija queda a merced de él. Era él quien decidía cuando yo veía a mi hija”, explicó.

Durante el tiempo que la nena quedó a cargo de su padre, este le permitió ver a su mamá solo en dos oportunidades. En abril peritaron una prenda interior de ella y encontraron que tenía líquido seminal, que aunque no alcanzaba para realizar un perfil genético, permitía comprobar que la nenahabía sido víctima de abusos.

“En ese momento dijeron que yo lleve una bombacha cualquiera y le puse semen”, dijo y agregó: “Yo recién volví a ver a mi hija en junio y siempre relató ver a su abuelo paterno”.

Durante casi un año la joven tuvo visitas restringidas con su hija hasta que en diciembre de 2020 todo estalló. “Mi hija no daba más, empezó a llorar y a decir que no se quería ir. Yo acompañé esa decisión y la policía fue a constatar que era su voluntad”, explicó.

Ese diciembre hubo 7 citaciones, 7 revictimizaciones y alrededor de 23 funcionarios judiciales involucrados en un proceso sospechoso. Esta vez, Arcoíris iba a quedarse con su mamá.

Pero la justicia nuevamente desoyó a la nena. En abril de 2021, un nuevo hecho de violencia golpeó a la pequeña. “El progenitor apareció, se la llevó arrastrándola y casi mata a mi mamá. Hay testigos que pensaron que realmente estaba muerta porque le pasó el auto por encima y mi hija presenció eso”, detalló la mamá.

Arcoíris junto a su mamá. (Foto: Instagram @justiciaporarcoiris)
Arcoíris junto a su mamá. (Foto: Instagram @justiciaporarcoiris)

A pesar de la denuncia realizada por la abuela paterna, quince días después del ataque, el asesor de menores que trabajaba en la causa realizó un informe donde explicó que “el único que podía brindarle seguridad a la nena es el padre” por lo que nuevamente se quedó con la tenencia.

“La única coherente en estos cuatro años siempre fue mi hija”, manifestó la joven. Las visitas continuaron siendo cortadas durante todo 2021 y en marzo de este año todo estalló. Arcoíris le contó a su mamá que su papá “le daba recompensas si ella se aguantaba los abusos” del abuelo.

Una nueva vida para Arcoíris

La Justicia, por primera vez, escuchó a la nena y le permitió estar con su mamá. En junio último, la mamá debió viajar a Buenos Aires por un problema de salud y su estadía se alargó a causa de un tratamiento médico. “Se me hizo tan largo que ella arrancó el colegio acá y es feliz yendo a la escuela, acá ganó libertad”.

La oficina de Violencia Domestica de la Corte Suprema determinó que la situación de ambas es de alto riesgo y les aplicaron medidas de protección mientras sigan en la provincia. Sin embargo, el padre de Arcoíris continúa denunciándola por impedimento de contacto.

“El abuelo trabaja con la sobrina del gobernador de La Rioja hace años, Karina Becerra, que es miembro del Tribunal Superior de Justicia”, relató. Incluso una periodista de La Rioja, Manuela Calvo, denunció un allanamiento que le hicieron en su domicilio, donde le secuestraron equipos y documentos que ella tenía sobre el caso con el que estaba realizando un documental.

Una campaña que reúne organizaciones sociales y feministas reclama justicia por Arcoíris. (Foto: Instagram @justiciaporarcoiris)
Una campaña que reúne organizaciones sociales y feministas reclama justicia por Arcoíris. (Foto: Instagram @justiciaporarcoiris)

“Hace apenas unas semanas la jueza Ana Carla Menem volvió a pedir que la nena sea revinculada con el progenitor, a pesar de que se les presentó todos los informes. Yo tengo 8 imputaciones, este mes tengo que declarar por impedimento de contacto y me amenazan con que si no voy me van a acusar de rebeldía, y si me declaran así van a ordenar mi detención y conmigo detenida la nena va con su progenitor. Pedí que se realice por zoom porque yo sé como termina la historia pisando La Rioja”, lamentó la joven mamá.

A su vez, detalló que en la causa “hay dos pericias que dan cuenta de lo mismo, tres psicólogas, dos informes, pero a la justicia de La Rioja no le importa e insisten en que hay una madre obstructora que alienó a su hija. Yo he tenido que escuchar que el asesor de menores diga que yo me quiero hacer famosa por mi hija”

Arcoíris quiere ser una nena libre y feliz. Y cambiar el sistema de justicia: “Mamá, yo no quiero que venga un juez, yo quiero que entre el niño solo y me diga lo que le pasa, que es lo que realmente quiere y yo voy a decir: ‘él quiere estar con su papá o quien sea’, pero que no haya otra gente a la que vos le decís las cosas y hacen lo que quieren”, le contó la pequeña.

Su mamá, por su parte, asegura que va a seguir luchando por su hija: “No voy a permitir que sufra nunca más este tipo de cosas. Si no hago nada, yo también soy cómplice”, sostuvo.

Los comentarios están cerrados.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑