Piden a La Rioja que informe sobre la salud y detención de Bacchiani

Adhemar Bacchiani cumplirá el domingo un mes de detención en tierras riojanas, imputado por la justicia de esta provincia por «estafas» y «captación de ahorros no autorizada en concurso real».

La investigación de esas causas está a cargo del juez de Instrucción en lo Criminal y Correccional N°2, Héctor Daniel Barria, quien desde el 27 de octubre mantiene a Bacchiani alojado en la alcaidía, en el marco de una intensa agenda con audiencias indagatorias, según El Ancasti de Catamarca.

En este contexto y respondiendo al pedido de informe sobre la situación de Bacchiani efectuado por la fiscal de instrucción de la Provincia de Córdoba, Valeria Rissi (quien lo investiga por estafas), el juez federal de Catamarca, Miguel Contreras, confirmó ayer que Bacchiani sigue en La Rioja bajo la «exclusiva custodia y responsabilidad» de la Justicia riojana.

El juez admitió que desconoce sus condiciones de detención al informar además que, «en cuanto a las condiciones y lugar de detención del encartado, al no haber tenido comunicación oficial por parte del Juzgado de La Rioja, se solicita al mismo que informe el estado en que se encuentra detenido el imputado Bacchiani, como así también su estado de salud».

De acuerdo con la información a la que pudo acceder El Ancasti, la estadía de Bacchiani oscila entre alojamientos en la alcaidía y una clínica privada de «salud y bienestar» de primera línea.

La falta de información oficial sobre su situación procesal, el tiempo que aún deberá permanecer en La Rioja, su lugar y condiciones de detención y sus presuntos problemas de salud por los cuales fue internado en ese centro especializado en psicología y psicopatologías, generaron malestar en las querellas y la Fiscalía de Córdoba, con la consecuente emisión de pedidos de informes a la Justicia Federal de Catamarca, cuyo juez se ausentó varios días por licencia.

Entre esos requerimientos está el realizado por Diego Figueroa, quien la semana pasada y a 20 días del traslado del gurú de las criptomonedas a La Rioja, presentó una «solicitud de certezas procesales» a la Justicia Federal, requiriendo información sobre las fechas de internación médica, diagnóstico de enfermedad y quién o quiénes pagaron la estadía en esa clínica privada. Bacchiani fue procesado en abril por la Justicia Federal por «intermediación financiera sin autorización, agravada por el uso de publicidad».

Por su parte, Franco Alexis Sarroca, procesado por el delito de «intermediación financiera no autorizada», seguirá detenido con prisión domiciliaria ya que el juez federal, Miguel Contreras, rechazó el pedido de excarcelación formulado por su abogado defensor. Sarroca, al igual que el contador de Bacchiani, Iván Segovia, declaró en la causa como «imputado colaborador».

Para la defensa, esta circunstancia, sumada a que es padre de menores y que «solo se encuentra imputado por el delito de intermediación financiera no autorizada», eran razones suficientes para reclamar su excarcelación. Pero el rechazo también fue por parte de la Fiscalía, al igual que la mayoría de los querellantes, aunque dos de éstos pidieron directamente que quede detenido en el penal de Miraflores. Según Bacchiani, junto a sus laderos movió cerca de 40 millones de dólares en monedas digitales.

Los comentarios están cerrados.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑