El radicalismo cree que Brizuela y Doria es la candidata natural por cuatro años más en la Intendencia

El radicalismo admite que la gestión de la Municipalidad en materia de servicios tiene serios problemas, pero creen que la sociedad entiende el problema de financiamiento que tiene la comuna.

“Una gestión municipal con un presidente radical o de Juntos por el Cambio sería diferente, y eso la sociedad lo comparte, porque sabe del ahogo financiero que estamos sufriendo”, se ilusionan ante el escenario que se viene y la posibilidad que en 2023 la “Casa Rosada” cambie de dueño político.

En el mismo sentido, resaltaron el apoyo nacional que recibió la Jefa comunal. Ines Brizuela y Doria fue electa como presidenta del foro de 400 intendentes del radicalismo. Esa designación tuvo el respaldo del presidente del partido, Gerardo Morales y del ex senador nacional Ernesto Sanz.

«Nuestras chances en 2023 se definen en lo que podamos hacer de acá hasta las elecciones en materia de servicios. Apoyo nacional del partido tendremos», aseveran a Página/12.

Un integrante del gabinete municipal y un dirigente de mucho peso interno coincidieron en un dato: “No hay ninguna duda que la candidata natural es la Intendenta y creemos que tiene una gestión que mostrar”.

Hoy dentro del centenario partido no hay ningún otro dirigente que surja como alternativa a la Intendenta, quizás el principal cuestionamiento surja de los posibles aliados que podrían tener en los comicios del 2023.

En ese sentido, al ser advertidos por las fuertes críticas que la administración comunal recibe en materia de servicios, falta de asfaltado y problemas de iluminación, dan una respuesta optimista.

Aunque falte más de un año, el radicalismo ya tiene candidata a Intendenta. Habrá que ver si otros socios políticos se suman a esa idea.

En el radicalismo entienden que la candidata natural para la intendencia capitalina es la actual jefa comunal y en ese sentido, la secretaria Legal de la comuna, Cristina Salzwedel, afirmó a radio CNN que “como espacio político nos gustaría que Inés Brizuela y Doria vaya por la reelección”.

Salzwedel no es solamente una funcionaria de primera línea de la gestión comunal, sino que también una de las personas de la “mesa chica” del Palacio Ramírez de Velasco, de extrema confianza política de la Intendenta y es la presidenta del Comité Capital de la Unión Cívica Radical.