Para Quintela, Massa es la «figurita» de Messi en el álbum del Mundial

Las grandes peleas de Ricardo Quintela con los ex gobernadores Ángel Maza y Luis Beder Herrera respectivamente fue por los recursos, la «viva». ¿A cuánto estaremos con el gobierno nacional?. La expectativa del gobernador era que el presidente Alberto Fernández le garantiza $45 mil millones extras en el presupuesto nacional para el año que viene y eso no sucedió. El jefe de Gabinete, Juan Luna Corzo, fue más allá al hablar de $50 mil millones.

Quintela, un viejo comprador de todo, no dejó de «comprar» la supuesta relación política y personal de Ismael Bordagaray, diputado en uso de licencia de Famatina, con el ministro de Economía, Sergio Massa, y le diseñó un ministerio exclusivo para el armador del desaparecido Frente Cívico y Social. Le redactó un decreto de necesidad y urgencia para crear el Ministerio de Transporte y Conectividad y dejó mucho ruido en el quintelismo y en los socios del gobierno.

Bordagaray salió presurosamente con la buena noticia, en el mismo avión con Quintela, hacia Buenos Aires para contarle a Massa sobre el gesto del mandatario riojano. Antes que ingresaran los gobernadores del Norte Grande, el ministro de Economía recibió al de la bandera «El Famatina no se toca». Eso hizo creer a Quintela que se engrosaría la cuenta bancaria para el 2023, año electoral. Hasta ahora no pasó nada, solo expectativas.

Hay algo roto entre el riojano y Massa de viejas deudas que se irán conociendo con el paso de los días. Quintela había hecho campaña por Silvina Batakis y a través de la Liga de Gobernadores llegó a los pasillos del Ministerio de Economía de la Nación. Pero el pasado lo condena a Quintela con otras jugadas (decir una cosa y hacer otra): la 125 es un ejemplo claro.

En las primeras horas del miércoles, la vocera gubernamental salio a informar de la no llegada de Massa para enfriar cualquier especulación. Llegaran otros, pero no será la «figurita» más importante de la Casa Rosada. Hasta ahora no aparece la «figurita» de Messi en el álbum del Mundial.

Este martes, el Congreso empezó a delinear el cronograma de debate del Presupuesto 2023, que ya se prevé tenso. La presidenta de Diputados, Cecilia Moreau, recibió a los titulares de todos los bloques del oficialismo y de la oposición y acordaron que la semana que viene Massa exponga el proyecto en la Cámara Baja. Juntos por el Cambio, que recién empezó a analizar el texto, advierte que no avalará “compromisos imposibles” para el próximo Gobierno y pidió citar a las empresas deficitarias del Estado.

En el encuentro de este martes, los legisladores y autoridades de la Cámara calcularon que el proyecto recién llegaría al recinto el próximo 26 de octubre, tras más de un mes de tratamiento.

Mientras que Clarín, La Nación e Infobae no informaron nada del viaje, Ámbito Financiero tituló este miércoles: «En medio de reclamo por fondos, Massa arriba a La Rioja». Y apuntó: «La llegada del superministro coincide con las negociaciones del gobernador Quintela por partidas en el Presupuesto Nacional. Visita a fábricas textiles y presencia en jura de ministro local».

Y hasta se dijo que «su estancia en la provincia será propicia para que Quintela avance en las negociaciones por las partidas destinadas a compensar a La Rioja por el punto de coparticipación perdido por el distrito cuando se gestó ese sistema de reparto a finales de la década del 80. Una batalla que, en rigor, libra cada año el gobierno riojano cuando asoma la pauta de gastos a nivel nacional».

El proyecto de ley trabajado por el Ejecutivo nacional contempla para 2023 un desembolso de $25.000 millones para La Rioja como fondos extracoparticipable.

Se trata del mismo monto que fuera concedido para este año. Y en la provincia apuntan a que se contemplen los índices de inflación. “Esperamos que en el marco de las negociaciones que se llevan a cabo en el Congreso, que se pueda pelear por un aumento de esos recursos, porque no es lo mismo $25.000 millones este año que el año que viene por el efecto de la inflación”, dijo días atrás el jefe de Gabinete riojano, Juan Luna Corzo. El funcionario de Ricardo Quintela agregó que “lo mínimo sería que se reconozca la inflación en el monto que este año está por percibir la provincia”.

Según El Destape, Bordagaray afirmó que se seguirá «profundizando la política de transporte, de conectividad y de telecomunicaciones que ya tiene el Gobierno de Ricardo Quintela; vamos a aportar en materia de conectividad, con nuevas ideas y propuestas con el Arsat y el Enacom”.

Según Bordagaray, dirigente del Frente Renovador, “el gobernador Quintela le quiere dar una impronta al tema ferrocarril, y en general la idea es trabajar fuerte con el transporte de carga”.

“Está todo listo para que mañana Sergio Massa nos acompañe para realizar visitas a las fábricas, participar en la jura que tendré en el ministerio y hablar con la dirigencia de la provincia”, indicó.

Por otra parte, consideró “importante» la llegada de Massa en este momento; «la provincia necesita hablar con él; es el momento propicio para hablar de los temas vinculados al presupuesto y los fondos que recibirá la provincia”, señaló. “Su llegada es un apoyo a la política del Gobierno y en lo personal es una satisfacción que Sergio se tome un tiempo para venir a compartir mi jura», completó.

El Ministerio de Transporte y Telecomunicaciones tendrá a su cargo las Secretarías de Telecomunicaciones y Conectividad, y de Transporte y Movilidad respectivamente.

El diputado riojano se encuentra en el uso de 60 días de licencia para encabezar el Ministerio, pero una vez que asuma no se descarta que presente la renuncia a su banca y sea Andrea Cuevas, también de su espacio político, quien lo suceda como diputada del Departamento Famatina en su lugar.