Derogaron un decreto que iba en contra del derecho a huelga

El gobierno de La Rioja oficializó la derogación del decreto Cavero en el Boletín Oficial 11.970 del 21 de junio de 2022. Fue dictado en el mes de diciembre de 1988 por el entonces vicegobernador Alberto Gregorio Cavero, a cargo del Ejecutivo ya que Carlos Saúl Menem ya ejercía su primer mandato como presidente de la Nación y permitía descontar los días paro. El gobernador Ricardo Quintela anunció su derogación, luego de 34 años de vigencia, en junio pasado al mismo tiempo que anticipaba el aumento salarial a el personal de la Administración Pública. “Es importante que sepan que la derogación del decreto no significa que cualquiera haga lo que quiera, se va a aplicar lo que está establecido en las normas legales pertinentes vigentes al momento”, afirmó en ese momento.

Según La Rioja/12, el decreto establece que “ante el incumplimiento de tal obligación, los organismos de la Administración Pública Provincial no darán curso a la liquidación de los haberes del personal, cuando éste se hubiera plegado a movimientos de fuerza, suspendiendo totalmente sus actividades durante toda o parte de la jornada, sin perjuicio de las sanciones disciplinarias que pudieren corresponder” y que “el derecho de huelga, goza de reconocimiento constitucional, debiendo ejercerse dentro de los alcances y límites establecidos en su reglamentación”.

La derogación de este decreto, una promesa de campaña de Quintela, fue en la previa del inicio del conflicto con docentes agremiados por un lado y autoconvocados por el otro. En el caso del primero, el Gobierno cerró acuerdo con cuatro gremios y mantiene la negociación y, en cambio, sigue el conflicto con docentes autoconvocados que rechazaron el acuerdo logrado en paritaria. Piden 20 mil pesos de aumento al básico.

La semana pasada el mandatario dio por cerrada la discusión salarial tras y descartó reunirse o negociar con autoconvocados y les pidió que vuelvan a las aulas. “No puedo prometer lo que no puedo cumplir. Los autoconvocados están por fuera de la ley, no queremos tomar medidas drásticas. Pedimos que vuelvan a dar clases que es su tarea, y si no quieren seguir trabajando que busquen otro trabajo y que dejen ese lugar a otro trabajador de la educación que necesita y está esperando trabajar hace mucho tiempo”, expresó.

En la asamblea del viernes pasado resolvieron continuar con el paro lunes, martes y miércoles, y con los cortes de ruta organizados por cada departamento; iniciar el proceso para constituirse como sindicato; generar un fondo para docentes que sufren descuentos y armar una carpa blanca.

En el sector de la salud, el gremio APROSLaR confirmó que recibirán una nueva propuesta salarial en esta semana. Piden un aumento superior a la inflación y tenían previstas seguir con las medidas de fuerza miércoles y jueves.